Conducción en grupo en moto

PoluxCriville-Via-Conchi_Ares -conduccion-segura-moto-grupo-numeroso

Buena parte de los accidentes en moto se producen en fin de semana y en carreteras secundarias: muchas veces, mientras vamos juntos con otras motos. Aprendamos a conducirnos en grupo…

EL PROBLEMA. Solemos usar nuestras motos compartiendo salidas de fin de semana con nuestros colegas motociclistas, y muchas veces lo hacemos, pues, en grupo… El problema está claro: a veces algún amigo del alma no regresa con nosotros. Hagamos examen de conciencia. En ocasiones dejamos surgir nuestro temperamento competitivo y-o nos dejamos llevar por la excitación del “placer del equilibrio dinámico” que nos dan nuestras motos y, el uno por el otro, circulamos en grupo por encima de cómo lo haríamos en solitario.

Por un lado, podemos estar demasiado pendientes de lo que hacen las motos que nos rodean, y perder por ello la siempre necesaria concentración absoluta. Pero por el otro, a veces confundimos el lugar y el momento de disfrutar de la conducción deportiva, nos calentamos, y cometemos excesos: no dejar la distancia adecuada entre moto y moto, circular a un ritmo que no es el nuestro “para poder seguir”, o “recuperar ese tiempo perdido en el anterior adelantamiento”, o incluso dejarnos llevar por el ritmo de los otros compañeros en lugar de apreciar por uno mismo las circunstancias que nos rodean

Y, también, amantes de las motos y la “conducción divertida” por no llamarla deportiva, a veces sentimos cierta necesidad de demostrar quien es el más rápido del barrio. En este caso, un “fredispencer” se sitúa de líder y guía, y mantiene un ritmo alto en carretera para demostrar el porqué se ha ganado estos galones.

A veces, somos lo que en términos de mercado se llama un “reborn” o un “return”, un “regresado” a la moto grande tras años de “descanso familiar”… y nos empeñamos en seguir el ritmo de compañeros más experimentados o más frescos. Las cifras de Tráfico indican que el motociclista accidentado medio tiene entre 35 y 42 años… y diez de experiencia en moto. Que la experiencia, pues, nos haga más sabios en lugar de más rápidos

CIFRAS

LA SOLUCIÓN

Antes que nada, no entres en piques innecesarios: asume tu ritmo en lugar del de los demás, y no pretendas recuperar en unas pocas curvas el tiempo perdido en un adelantamiento que se te ha “resistido”.

Mantén la cabeza fría: la carretera no es un circuito, así que si quieres demostrar lo que vale tu nueva moto o lo que eres capaz de hacer, dirígete a uno de ellos para participar en tandas abiertas o, aún mejor, en un cursillo de conducción.

Lograrás un nivel de conducción mucho más alto, mejorarás increíblemente tu seguridad y, quizás lo más importante, te darás cuenta de que lo que se puede disfrutar, puro placer, buscando el límite de tu aptitud y de las capacidades de tu moto en una pista cerrada y con plena seguridad… no tiene punto de comparación ante el peligro que representa hacerlo en carretera abierta al tráfico y con quitamiedos asesinos acechando. Para terminar: no escojas para liderar el ritmo de tu grupo al más rápido. Ni siquiera al más experto. Escoge al más sabio.

CUESTIÓN DE PRÁCTICA

Cuando eres el guía: Mantén un ritmo consistente, suficientemente atento como para que todos disfruten de la conducción, y aplícate a marcar una buena trazada y a dibujar unas maniobras que permitan a los demás aprovechar tu condición de guía. Nunca asumas la responsabilidad de “marcar con la mano” a los demás “que se puede adelantar porque aunque ellos no tengan visibilidad, no viene nadie”. Al contrario, marca, señalando con la pierna del lado que toque, la presencia de suciedad o humedades en la trazada

Cuando “sigues”: No intentes demostrar continuamente al primero del grupo que “aunque voy detrás, podría adelantarte cuando quiera” enseñando rueda en las frenadas o circulando demasiado cerca o casi en paralelo. Aplícate en mantener su ritmo, sin acelerones bruscos o frenadas demostrativas de tu mejor nivel: piensa en los que te siguen

Cuando “no sigues“: Si te das cuenta de que “para seguirles” -o incluso también para ocupar el lugar de guía- debes ir por encima de tus aptitudes o las de tu moto, relájate, piensa en que es mejor llegar tarde que no hacerlo… y acógete al “manual de excusas” de tu piloto favorito: “es que los neumáticos, es que tenía chattering…”

© Agradecimientos y Créditos: Vía Motociclismo.es. Enlaces, menciones y fotos de esta entrada.

PóluxCrivillé NO A LOS GUARDARRAÍLES ASESINOS

NOTA: Puede que los enlaces, imágenes y/o vídeos dejen de verse.

Categorías:Conducción Segura

3 replies »

¿Tienes algo que añadir? ¡Coméntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s