Guía de Compra: Motos Paralelas (o de Importación Paralela)

PoluxCriville-Kawasaki-h2r-conduccion-segura-moto
Recientemente te hablaba sobre los consejos a seguir para comprar con éxito una moto de segunda mano; no deja de ser una lotería salvo, insisto una vez más, que conozcas a quien la tuvo anteriormente. Cuestión harto fortuita…

Ahora se te puede plantear otra posibilidad no menos exitosa que la anterior: comprarla paralela. No me extenderé en qué es eso de “comprar paralelo”, que de eso se encarga muy bien el autor del post Pichuki y que me hizo llegar NafiSGal. Lo que sí opino es que con este sistema de compra no es rentable para todas las marcas-modelos, me explico. No es lo mismo un modelo rodado y experimentado en el mercado del cual se conocen todos sus defectos y virtudes que uno nuevo, piensa en los posibles problemas ocultos de la potente H2R. Luego está su precio, evidentemente te resultará más rentable un modelo de 20.000 € que no otro de 5.999 €. No te engañes, al final estás pagando ahorrando por la garantía del fabricante y/o por la sumisión a una red de talleres “paralelos”. Como bien reza en el refranero popular, en una mala apuesta: “lo barato sale caro…”

Ya que el otro día preguntaban algunas cosillas sobre las motos paralelas, voy a poner una pequeña “guía” para aclarar un poco la diferencia con las motos “oficiales” y los aspectos a tener en cuenta a la hora de comprar una.

Las motos paralelas son por resumir, las compradas por un distribuidor o importador “no oficial” directamente a fábrica y vendidas por éste directamente al comprador. Generalmente, son exactamente las mismas motos que podríamos comprar en un concesionario oficial, si bien dependiendo de donde hayan sido importadas, puede haber algunas pequeñas diferencias (relacionadas con la normativa vigente del país del que se traen). Tienen garantía de fábrica al igual que las motos compradas en concesionario oficial, si bien a la hora de utilizarla, será únicamente el importador, que es quien nos ha vendido la moto, quien pueda hacernos reparaciones o revisiones para no perder la garantía (esto es muy relativo ya que se supone que la propia marca debería hacer válida la garantía si solicitamos a un concesionario oficial que nos repare la moto o nos haga una revisión, pero en la práctica, casi ningún taller oficial nos va a recoger la moto)

PROS A LA HORA DE COMPRAR UNA MOTO PARALELA:
– Realmente el único motivo realmente diferenciador por el que comprar una moto paralela, es el precio que nos dan respecto al fijado por la marca, ya que generalmente este suele ser en torno a los 800-1200 euros inferior al oficial, aunque hay muchas diferencias dependiendo del modelo (lógicamente, motos más caras, más diferencia), así como de la marca.
– Si el concesionario donde la compras está convenido con otros talleres por el resto de la península o incluso fuera de España (cada vez se ve más) podrás reparar la moto en todos los que estén asociados a éste. Incluso puede darse el caso de que te autorice a llevarlo a un concesionario oficial, pero esto es bastante más difícil.
– Muchos concesionarios paralelos te autorizan por escrito el taller donde habitualmente lleves tu moto tras hablar con él (incluso aunque no lo conozcan de nada). Lógicamente esto se hace para vender más motos, pero hay que exigir que se especifique bien claro por escrito todas las actuaciones que puede realizar dicho taller en la moto para no tener problemas futuros.

CONTRAS A LA HORA DE COMPRAR UNA MOTO PARALELA:
– Si el distribuidor-taller que nos ha vendido la moto no nos extiende “su garantía” por llamarla de alguna manera, a otros talleres, nos obligaremos a llevar SIEMPRE la moto a ese taller para repararla o a pasar las revisiones para no perder garantía.
– El stock de piezas lógicamente es inferior al de los concesionarios oficiales, así que suele tocar esperar un poco más, si bien en las marcas japonesas habituales esto no es casi apreciable.
– La seriedad del distribuidor paralelo es vital a la hora de no tener problemas, ya que TODAS las incidencias habrá que hablarlas con ellos primero, independientemente de que nos autoricen a llevar la moto a otros talleres. De la misma manera, hay que tener en cuenta que si el taller-distribuidor quiebra durante el período de garantía, nos podemos quedar sin la misma.
– Si un modelo de moto en concreto da problemas que han sido reconocidos en fábrica, es mucho más sencilla la tramitación de dicha reparación en el concesionario oficial, mientras que algunos paralelos nos pondrán algunas “peguillas” más hasta tener la seguridad de que la marca les va a pagar la reparación.

A TENER EN CUENTA:

EN CUANTO A LA MOTO EN SÍ EN CUANTO A LA DOCUMENTACIÓN DE LA MOTO
  • Hay que asegurarse antes de comprarla de que ésta llega “físicamente” tal y como la compraríamos en España en un concesionario oficial, o sea, sin limitaciones de potencia de motor (que en caso de hacerse de forma electrónica vía centralita puede ser costoso el quitarla), iluminación (focos, intermitentes), u otros elementos como restricciones por el tema de gases que afecten al escape, motor, inyección, etc. ya que en la Comunidad Europea son iguales para todos, pero en otras zonas como Asia, Oceanía o EEUU es totalmente diferente.
  • Igualmente es importante saber (se busca bien vía foros-clubs del modelo específico) que no tiene piezas distintas en otros países que puedan ser una traba al llevarla al taller o que no estén homologadas en España (problema gordo con la ITV el día que nos toque)
  • Cuando sale un modelo nuevo, aunque esta es una opinión personal, hay que asumir que puede dar problemas no conocidos aún por la marca, y por ello atenerse a las consecuencias, así que mejor ir a algo que ya lleve un año en el mercado por ejemplo.
  • Es el propio vendedor quien se encarga de todos los trámites. Cuando nos entreguen la moto, se nos dará la misma documentación que si la hubiésemos comprado en un concesionario oficial, a excepción del Libro-Tarjeta de Garantía, que no estará sellado por la marca, sino por el propio taller en el momento de la venta.
  • En la ficha técnica (ITV) aparecerá generalmente “vehículo procedente de la Comunidad Europea”, y la diferencia será que en vez de aparecer por ejemplo “Yamaha España, S.A.”, vendrá el nombre del importador.

OTROS ASPECTOS:

Importante que el servicio de asistencia en carretera que tengamos lleve nuestra moto al taller que queramos aunque esté a 1.000 kilómetros de casa o estemos en el extranjero (Tipo RACVN o RACE), ya que algunos se limitan a llevar la moto al taller oficial de la marca más cercano, y esto puede ser un serio problema.

La ITV: Por lo explicado anteriormente, si la moto ha sido importada de la Comunidad Europea, no tendremos ningún problema.

¿ES MI MOTO PARALELA?

Antes que nada, decir que si la moto tiene más de 2 años, este aspecto no es trascendente en cuanto a la garantía, si bien puede serlo a la hora de pasar la ITV o de una posible multa por tener piezas no homologadas en España.

La única forma segura-segura de saber si la moto es paralela u oficial, es acudir con el número de bastidor a un concesionario oficial, y con la excusa que sea, intentar sonsacar si esta fue distribuida por un distribuidor paralelo o no.

Otra forma de saberlo es mirar la documentación. Si no se nos ha entregado libro de revisiones ni de garantía, mal asunto. Habrá que mirar la tarjeta de ITV y ver si la marca ha puesto si sello al pasar la Aduana (Tipo Suzuki España, S.A.) o similar.

¿MERECE LA PENA?

Como en todo, hay muchos matices en el tema de las paralelas. Existen multitud de distribuidores-talleres que las venden y con gran experiencia en el mercado, y mucha gente ha tenido una moto paralela sin saberlo.

Particularmente yo sopesaría antes de comprar unas cuantas cosas, tales como si el modelo en concreto ha dado guerra en algún aspecto concreto, tipo inyección, motor, electrónica, etc. Hoy en día, al menos en cuanto a las japonesas se refiere, la fiabilidad es muy alta y no deberíamos tener mayores problemas.

Después tendría en cuenta los kilómetros que le voy a hacer, porque si tengo que hacer revisiones cada dos o tres meses, prefiero un concesionario oficial, y si voy a hacerle 6.000 kilómetros en dos años probablemente el descuento de la paralela merecerá la pena, ya que con esos 900 o 1000 euros podremos hacer varias reparaciones incluso en caso de problemas un tanto serios.

En cualquier caso, ES FUNDAMENTAL como he dicho antes, que todo lo que se nos venda sea reflejado por escrito.

Y hasta aquí…. Un saludo a todos.

© Agradecimientos y Créditos Pichuki, NafiSGal. Enlaces, menciones y fotos de esta entrada.

PóluxCrivillé NO A LOS GUARDARRAÍLES ASESINOS

Nota: Puede que los enlaces, imágenes y/o vídeos dejen de funcionar.

Categorías:Asesoría

7 replies »

  1. Otro punto a tener en cuenta sobre modelos con "alguna diferencia" respecto al modelo comercializado en España, ya no solo a nivel de normativa o itv, sino a la hora de conseguir esas piezas en recambio, pues habrá que mirar de conseguirla en la red de distribución del país de origen.Saludos y V’sssssss

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola, he estadi leyendo mucho sobre motos paralelas y al final mi gran duda. Yo tenia una burgman 200 ke un conductor europeo sr la llevo con el coche y ahora keria hacerme una de 400 o burgman o majestic, pero con tanto ke se habla de las paralelas no encuentro en Valencia kien las venda. Yo le hice a la moto 11.000 km. en 4 años, por eso pienso ke me la deberia comprar o paralela o de ocasion con no mas de 1 año. Algun consejo????

    Me gusta

  3. En mi caso, mi actual moto (STX-1300) fue comprada nueva a un importador paralelo. El ahorro frente a un concesionario oficial fue de 5.000 Euros. Ante esta sustancial diferencia la decisión fue fácil. Durante el periodo de garantia (y después) no he tenido ningún problema, también es cierto es que el modelo en cuestión tiene una fiabilidad altísima. Si el ahorro hubiese sido e 1.000 Euros o e un modelo recién sacado a la venta no hubiera hecho esta operación.

    Ráfagas y uves

    Le gusta a 1 persona

  4. No entiendo muy bien cuando se refiere a esperar por las piezas……….¿ si el vehículo es igual llevar las piezas designadas y éstas se pueden comprar en el conce de siempre , no?

    ¿ o se refiere a cuando se hace uso de la garantía con la limitación de protección del punto de compra ?

    Me gusta

¿Tienes algo que añadir? ¡Coméntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s