¿Qué adelantas si adelantas?

Hace tiempo oí la pregunta: ¿Qué adelantas si adelantas? a modo de eslogan en una campaña de la DGT. De hecho, la uso de vez en cuando en redes sociales para sensibilizar sobre la maniobra de adelantamiento. Una acción tan súper-híper-mega peligrosa, a la que no damos la importancia que realmente tiene…

Antes de adelantar mira 2, 3, ¡¡¡x veces!!!

A la hora de adelantar tomamos decisiones rápidas porque la situación lo requiere. Tampoco se debe exceder en el tiempo más de lo normal, puesto que el escenario cambia constantemente y hemos de encontrar el momento justo para desplegar toda la artillería con T-O-T-A-L garantía de éxito. Lo contrario sólo es señal de que alguna de las muchas variables que intervienen, no la hemos valorado lo suficiente y aparecen los temidos problemas. Insisto en que el adelantamiento es una maniobra de alto riesgo porque, tras comprobar una, dos, tres y hasta mil veces que podamos enroscar el puño para completarla, puede que un tercero decida unilateralmente meterse en la pantalla de tu peli, donde sólo puede haber un actor por vez, y dar al traste con toda tu estrategia de seguridad. Por esto es importante recordar la pregunta de arriba antes de realizar este movimiento tan alegremente.

Por nuestra parte vamos a repasar una checklist motera con seis tips que, si bien no garantizará nada, al menos servirá para asegurarte que todo está OK en tu cabeza y máquina.

La maniobra de adelantamiento es una de las más peligrosas. Realizarla correctamente conlleva tener claro algunos puntos…

  • En condiciones de visibilidad reducida como la noche, lluvia o niebla. Los peligros se incrementan al faltar la luz que nos ayuda a calcular y valorar las decisiones. En tales circunstancias sólo deberías adelantar si realmente fuera necesario. Piensa en que, si de día no nos ven, con cualquier adversidad pasamos a ser invisibles.
  • Cuando veas que el horizonte está más o menos controlado -recuerda que éste cambia constantemente-, asegúrate de que tú y tu moto lo tenéis todo en su sitio. Pie cerca de la palanca de cambio por si toca bajar una marcha y conseguir aún más potencia. Olvídate por tanto, de marchas largas con patada a medio camino. Necesitas quitarte de enmedio rápido, haciendo una maniobra limpia y segura.
  • Lógicamente no es lo mismo adelantar en carretera nacional, con dos carriles (uno por cada sentido de marcha), que hacerlo en una autopista o autovía con dos o más carriles en cada sentido de marcha. Cuando circulas entre tantos carriles, se hace imprescindible usar los retrovisores para controlar todo lo que tengas detrás.

© Agradecimientos y Créditos: Enlaces, menciones y fotos de esta entrada.

PóluxCrivillé NO A LOS GUARDARRAÍLES ASESINOS

NOTA: Puede que los enlaces, imágenes y/o vídeos dejen de verse.

2 replies »

  1. Sobre todas las cosas, si vamos en una caravana de unos cuantos coches y pretendemos adelantarlos a todos de golpe, llevar la moto casi a la linea del arcén contrario. Siempre tenemos al típico conductor (imbécil, subnormal, hijo de puta, energúmeno y lo que se os ocurra), que sin mirar por el retrovisor, adelanta y se te lleva por delante (un amigo murió hace tres años por esa maniobra).
    Si vas lo mas apartado posible de los vehículos a los que adelantas, tienes mas margen de maniobra.
    Creo que a todos nos la han jugado alguna vez en esa maniobra.
    Suerte y mucho cuidado.

    Me gusta

¿Tienes algo que añadir? ¡Coméntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .