Dunlop Roadsmart II, otro más a la lista Sport Touring

PoluxCriville-Solomoto-es-Dunlop-roadsmart-II-sport-touringPiensa que lo único que te sostiene sobre el asfalto son los neumáticos, es el componente de seguridad activa que mejor debes “tener a punto”. Tanto el delantero como el trasero han de estar en óptimo estado para garantizarte la máxima adherencia y comportamiento durante el mayor número posible de kilómetros. Cada vez son más los fabricantes que apuestan por incorporar gomas al reñido mercado de las motos Sport Touring. Ruedas capaces de devorar infinitas rutas en línea recta sin desdeñar las características más racing en los tramos revirados, generalmente gracias a un compuesto reforzado por la zona central  y unos flancos “blandos”. Dunlop ofrece la opción Roadsmart II de la que ahora sacarás tus conclusiones tras leer esta prueba entre carreteras de montaña, pista resbaladiza y circuito…

En primera persona no puedo hablar de cómo van, por el momento sigo con mis BT-023, de ello se encarga Jordi Aymamí para la revista Solomoto.es en su número 1844 del que te recomiendo su lectura original. Gracias también a Rucabe del MotoClubAsturias.com por ponerme sobre la pista de esta prueba.

Encontrar el neumático polivalente perfecto es el mayor reto al que se deben enfrentar los fabricantes. Los neumáticos específicos requieren muchos menos parámetros u objetivos que cumplir, como los hipersport, los de lluvia o los de off-road, que deben funcionar bien en un campo concreto. Nadie le exigirá a un slick que agarre bien en mojado o que dure mucho, o a un neumático de lluvia que se comporte bien en seco, o que uno de enduro funcione bien en carretera. Pero un polivalente sport-turismo como es el Roadsmart II debe servir para muchas motos distintas y cumplir en muy diferentes ámbitos con nota.

Ya podéis imaginar que esto es realmente complicado y que requiere de muchos estudios con materiales y componentes, además de muchas horas y kilómetros de pruebas. A modo de ejemplo, los nuevos Roadsmart II necesitaron más de 500.000 km de pruebas indoor, y unos 150.000 km de pruebas en carretera y circuito. Esto significó casi dos años de desarrollo.

El objetivo del nuevo Roadsmart II es que sirva para cualquier tipo de moto, ya sea una rutera, una deportiva pura, una naked, una trail o una custom. Y que lo haga en cualquier condición.

Si los parámetros en los que se basaba el anterior modelo eran comportamiento en seco, adherencia en mojado y durabilidad, al Roadsmart II se le ha añadido el del confort. En seco se busca conseguir agilidad y agarre. Para lo primero, el nuevo perfil es más angulado, de manera que permita inclinar la moto con mayor facilidad, y para lo segundo se ha aumentado la superficie de contacto en las inclinaciones. Además, el neumático trasero es de dos compuestos.

En mojado, los objetivos son mejorar la frenada y ofrecer mayor confianza en general. Para ello, los Roadsmart II cuentan con un nuevo diseño que consigue una constante superficie de contacto, ya sea con la moto derecha o inclinada.

En el apartado durabilidad, el principal objetivo ya no es sólo el conseguir un buen kilometraje, sino también mantener las prestaciones del neumático hasta el final de su vida. Eso ha requerido de un mayor uso del sílice y de polímeros de nueva generación, que permiten que los componentes no se dispersen con el uso.

En cuanto al confort, los objetivos son la absorción de impactos y la reducción de vibraciones, trabajando en la estructura del neumático.

PoluxCriville-Solomoto-es-Dunlop-roadsmart-II-sport-touring-2Un duro test. Dunlop nos preparó una maratón de dos días para mostrarnos las posibilidades y virtudes de su nuevo producto, y para ello nos llevó primero a la bella isla de Córcega -patria de Napoleón Bonaparte, entre otros-, que cuenta con múltiples puertos de montaña en bosques y desfiladeros, donde se corre el famoso rally Tour de Corse. El largo recorrido que realizamos por esta gran isla mediterránea discurrió en gran parte por estrechas y muy bacheadas carreteras de montaña, con abundantes socavones, grava, arena… y también vacas, cerdos salvajes y cabras, etc., que pusieron a prueba a neumáticos… y periodistas. De hecho, un colega holandés se fue barranco abajo en un despiste… ¡Suerte que la abundante vegetación lo detuvo unos metros más abajo! A su moto no…

A ritmo vivo por las carreteras corsas pudimos sacar varias conclusiones: que los Roadsmart II inspiran mucha confianza -no tuvimos ni un solo susto, a pesar de las duras condiciones-. La estabilidad en curva y frenada son muy elevadas, y la capacidad de absorción de impactos es muy buena. Todo esto a lomos de motos tan diversas como una Honda CB 1000 R, una BMW R 1200 RT o una KTM 990 SMT.

Justo al volver al hotel por la tarde y darnos una ducha, tomamos camino del aeropuerto para llegar a Montpellier, donde se encuentra el complejo de pruebas de Dunlop, Mireval. A las 7.00 h de la mañana, aún de noche, nos acercamos hasta allí. La primera prueba que realizamos fue en la pista circular, donde pudimos comprobar, con dos neumáticos de la competencia, la excelente estabilidad en curva de los Roadsmart II, por encima de la agilidad pura, que aun así es buena.

El segundo test fue en la dura y resbaladiza pista mojada, otra vez comparándola con otros neumáticos, y el Dunlop resultó ser el que ofrecía mayor confianza y un comportamiento más regular, tanto en aceleración como en curva.

Y terminamos en el divertido circuito de velocidad, un pequeño Laguna Seca, variado y con muchos desniveles, sobre potentes Suzuki GSX-R 750 y 1000. Aunque las presiones utilizadas eran las de calle (2,5 y 2,9 kg), excesivas para pista, el comportamiento fue muy bueno, con un excelente agarre en curva y buena estabilidad, incluso frenando fuerte. Tan sólo al acelerar con la moto inclinada ésta derrapaba, fruto de las elevadas presiones, pero siempre avisando, nunca de manera brusca.

Dunlop ha conseguido crear un neumático que funciona muy bien en todos los ámbitos y en motos muy distintas, cosa muy difícil de lograr. Absolutamente recomendables estos Roadsmart II.

© Agradecimientos y Créditos: Enlaces y menciones de esta entrada.

PóluxCrivillé NO A LOS GUARDARRAÍLES ASESINOS

Nota: Puede que los enlaces, imágenes y/o vídeos dejen de funcionar.

Categorías:Neumáticos

1 reply »

  1. Los Roadsmart (los primeros) han sido mis neumáticos hasta ahora… dos veces. No puedo decir NADA malo de ellos. Los primeros duraron 13.000 kms con la XX, delantero y trasero, en todo tipo de condiciones. Los he llevado hasta Galicia con agua, con viento, con heladas, con nieve… he ido a motauros con ellos, he salido por la sierra madrileña nevando con ellos, los he llevado de viaje con 40º de calor en pleno verano; ciudad, sierra con los amigos dándole estopa, paseos con la mujer tranquilos, paseos solo no tan tranquilos, carreteras de montaña, curvones rápidos… estos neumáticos se lo han tragado todo, sin un pero, sin un raro, siempre estables en cualquier tipo de curva.

    En mi caso, aparte de todo lo descrito anteriormente, lo que más me gusta de ellos es la nobleza en su comportamiento. Lo admito, odio los Michelín tan picudos y que entran tan rápido en la curva. Los Dunlop entran tan suavemente como tú quieras. Para quien conduce de una forma poco brusca, como yo, que me gusta llevar la moto fina y no pegar frenazos ni entradas bruscas, es una maravilla. Y una vez dentro de la curva, puedes llevar la moto hasta el limite de tumbada. He llegado a llevarla, cayendo un aguacero, hasta 3 mm del limite del neumático. Sin un pero, de nuevo.

    El único pero parece ser lo que han mejorado en la versión 2: para mi gusto son quizás un poco rumorosos, y un pelín bruscos con los baches. Las frenadas con ellos son impecables, eso sí: dan fe la bomba de freno radial brembo, los latiguillos metálicos y las pastillas sinterizadas en mi moto 🙂

    Tan contento quedé que me monté el segundo juego, y cuando llevaba casi 7.000 kms en las mismas condiciones tuve una pequeña caida en verano en una rotonda en Ciudad Real.

    En defensa de los neumáticos debo decir que la rotonda estaba absolutamente pulida y resbalaba el pie con excesiva facilidad pasando pro allí. Los compañeros del lugar me recomendaron que, viajando habitualmente por el sur con una moto que carga tanto peso delante, es más recomendable el mismo tipo de goma, pero más blanda. Con mayor agarre en esas situaciones, vamos.

    Y aún así, eso fué hace casi 2.000 kms, y sigo con ellos. Y en las mismas condiciones. Al principio con miedo, pero de nuevo confiando plenamente en ellos. Y siguen dándolo todo, como se dice comunmente.

    Desde luego, yo seré el primero que ni se lo pensará para montar los Roadsmart II. Ah! y a todo lo anterior se suma que son bastante más baratos que los Michelin Road Pilot (3 ahora), y el Road Pilot se acerca ni por asomo a su comportamiento en agua. Para mí, no hay otro neumático igual 🙂

    Vsssss

    Le gusta a 1 persona

¿Tienes algo que añadir? ¡Coméntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .