The Old Bikers, Classic Team

PoluxCriville-GLS-The-Old-Bikers-Classic-Team (2)Lo más cerca que he estado de una moto clásica ha sido en La Bañeza. Allí, paseando entre boxes, es cuando te das cuenta que mantener cada una de esas bellezas históricas como nueva, no se consigue en un único fin de semana. Más bien al contrario, requieren de tiempo, dedicación y pasión, muuucha pasión por las dos ruedas.

Tras meses de trabajo, lo que más motiva a cada uno de los integrantes de cualquier equipo, es ver rodar su “manufactura” en condiciones para cuando llegue el momento. Y si es por tiempo, la cuenta atrás para la celebración del Gran Premio de Clásicas en La Bañeza, está cada vez más cerca del “día 0” y por ello, mi compi GLS (Gustavo L.), estuvo en la presentación de la montura del equipo: “The Old Bikers, Classic Team

Uno no sabría muy bien por donde empezar esta crónica. El que suscribe presume de ser un motero de los pies a la cabeza, o mejor dicho, presumía. ¿Por qué? Pues, porque de vez en cuando la realidad te abofetea y te pone los pies en la tierra. Me explico. Hoy, un grupo de amigos con una afición común y unidos por esa pasión con sabor a reserva de alta calidad, me han demostrado lo que es la AFICIÓN; así, en mayúsculas. Una pasión que con el paso de los años no hace más que aumentar, mejorada por la experiencia y el buen hacer.

PoluxCriville-GLS-The-Old-Bikers-Classic-Team (6)Aterricé en la presentación de una clásica invitado por uno de estos entusiastas, Ricardo. Habrán pasado por sus manos un buen puñado de motos y anécdotas miles, seguro. Él mantiene esa ilusión por las dos ruedas como si fuese el primer día, además de transmitirla. Ya sabes aquello de: “Dale de comer al hambriento, de beber al sediento… y enseña al que no sabe…”. Esto último es mi caso, y bendita lección que me ha dado. El grupo se llama The Old Bikers, Classic Team”. Son unos 40 moteros, todos amigos, que han pasado unos, más tiempo, y otros, lo que podían, alrededor de 5 años para parir la criatura que hoy me ocupa.

PoluxCriville-GLS-The-Old-Bikers-Classic-Team (8)Se trata, ni más ni menos, que de una fantástica Montesa Impala de competición de los años setenta restaurada hasta el más mínimo detalle, como si se tratase de una preparación especial de la época. Tiene un motor de una Capra 250, que tiene mis mismos años je,je. Es de 1967… y parece recién sacada del concesionario. Realmente impresionante. Benditos dos tiempos. Motores con sabor y carácter. Con esa “mala leche” y personalidad que las inyecciones de hoy en día se han encargado de aburguesar en las motos contemporáneas. Hoy mandan la dulzura de la inyección, las normas antipolución y la fiabilidad. Son los tiempos modernos que nos toca vivir, sin duda, pero me hacen recordar aquellos tiempos en que mis hermanos y yo, nos quedábamos tirados en cualquier camino de Dios, a las tantas y con los platinos fundidos, o la bujía perlada. Siempre de noche o anocheciendo para darle más intensidad a la situación je,je. O desmontar el motor de la Vespa encima de la mesa de la cocina para cambiarle los aros al pistón… ¡¡¡Qué recuerdos!!! ja,ja…

PoluxCriville-GLS-The-Old-Bikers-Classic-Team (7)Esta monada de 250 c.c. con ese maravilloso carburador dell´orto, viene a rendir sobre 38 cv., montado en una moto que por poco supera los 90 kg. ¡¡¡Imagina cómo debe “arrear” esta preciosidad!!! Me quedé con ganas de oírla rugir, pero faltaba algún detalle del rotor por poner a punto. De todos modos, el que quiera podrá contemplarla y verla en acción en su medio natural, -para lo que está hecha: correr-, en el mes de Agosto en el Gran Premio de Clásicas de La Bañeza, que evidentemente no debemos perdernos ninguno de los que llevamos gasolina en vez de sangre por las venas. Estáis todos invitados a asistir para apreciar estas joyitas de la historia. Allí, será uno de los “Old Bikers” el que la pilote, José Luís Piñeiro, quien promete dar cera de la buena a la Montesa.

Sólo me resta darle las gracias por invitarme a asistir al parto de la criatura a Ricardo, Antonio y a Ana. Mención especial para ella pues ha sido, sino la primera, una de las primeras moteras de Galicia, hace ya mucho tiempo. A mi pregunta sobre qué motos llevaba, -insinuando Vespas y demás-, me suelta… “De eso nada… je, je… una Capra de 250 atronando por la Gran Vía de Vigo y… otras muchas antes…” Me descubro, ¡¡¡chapeau!!!

Gracias a todos, y también a ANCA, cooperador necesario en esta aventura, concesionario de motos en Vigo desde que tengo uso de razón, y donde de niño pegaba mi nariz al cristal para observar todas aquellas maravillosas motos que exponían. Siempre me quedará el recuerdo de aquella Norton Wankel… y tantas otras. Perdonad que no nombre a todos, pues son muchos y  todos importantes, “The Old Bikers, Classic Team” ¡¡¡Gracias!!!

Gustavo L.

© Agradecimientos y Créditos: Enlaces y menciones de esta entrada.

Entradas relacionadas: Categoría Prensa y comparativas, Categoría Seguridad Vial

Nota: Puede que los enlaces, imágenes y/o vídeos dejen de funcionar.

Categorías:Prensa y comparativas

8 replies »

  1. A mi lo que me apasiona es ver como nuevas estas joyitas, y la ilusion de sus propietarios, que saben transmitir a los demas.
    Un saludo a todos, y gracias a los OldBikers.

    Me gusta

  2. Presiosa moto y estupenda crónica.. ¡ enhorabuena Gus !

    Esa Impala tiene que ser la caña, impresionante trabajo de los Old Bikers. Y el sonido de esos motores….¡ que no se extingan como los dinosaurios !

    Me gusta

¿Tienes algo que añadir? ¡Coméntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .