Saltar al contenido.

Kawasaki Z 1000 SX: Filosofía Ninja

PoluxCriville_SoloMoto_es_kawasaki-z1000-sx-accion-04A medida que van transcurriendo los días desde la presentación oficial de la Kawasaki Z1000X, las distintas revistas la van incluyendo en sus pruebas cronológicas: Presentación, Contacto, A Fondo, Comparativas, etc. consiguiendo teñir de “verde” nuestros cada vez más afilados colmillos…

Menos mal que algunos concesionarios de la marca Kawasaki aprovechan el tirón mediático de este gran modelo Sport-Touring, para ofrecer que la pruebes. Tengo pedida una cita en GripMoto.es y ya me tarda sentir esta 1000 bajo mis órdenes…

Para seguir afilando el ambiente, la entrada que te traigo hoy pertenece  a una Prueba de Contacto realizada por Álex Medina en mi tierra para la revista SoloMoto.es, donde aparte de su texto incluye una galería fotográfica de acción digna de ser colocada como un carrusel de fondo de pantalla en tu ordenata 😉

Hace más de veinticinco años en Kawasaki presentaron su GPZ 900 R Ninja, una polivalente sport carenada cuya filosofía parece heredar esta nueva Z 1000 SX. ¿De vuelta a los orígenes?

Tratar de unificar lo mejor de dos mundos es algo que muchos fabricantes tratan de conseguir. En Kawasaki tienen una larga experiencia en este sentido, pues su agresiva Ninja de 1984 combinaba unas brillantes prestaciones sin renunciar a un carenado de generosas dimensiones que invitaba a los largos viajes.

De hecho, aquella Ninja, que más adelante se radicalizó con la llegada de las siglas ZX-R, se puede considerar como una de las pioneras de un segmento denominado sport-touring, en el que conviven el carácter deportivo con un talante turístico. Una combinación que, con la exitosa Z 1000 como base, en Kawasaki han conseguido retomar con esta atractiva versión Z 1000 SX.

Una moto que no tiene la imagen habitual de los modelos actuales de este estilo, sino que es más agresiva (filosofía Ninja…) a la vista y muy funcional en orden de marcha. Los responsables de la marca la sitúan en el mismo grupo que la CBF 1000 de Honda, Triumph Sprint GT y ST, FZ1 Fazer o la Suzuki GSX 1250 FA, pero desde nuestro punto de vista esta nueva Z 1000 SX, sin llegar a abrir un  nuevo sector, creemos que es más excitante que estos modelos de una familia en la que Kawasaki engloba su Z 1000 SX.

Esta nueva versión SX no es simplemente una Z 1000 con carenado, sino que refuerza su carácter touring pero al mismo tiempo descubrimos una vertiente sport muy agradecida que nos entusiasmó en una bonita ruta marcada en la provincia de Málaga.

Entre las curvas de la serranía de Ronda y la autovía del Mediterráneo, con sol pero también con la presencia de frío y de una ligera lluvia, la SX nos demostró muy buenas maneras, facilidad de conducción, confort, protección y buen tacto, con un punto excitante que marca la diferencia.

Novedades
La pasada semana os ofrecimos una completa descripción de esta Z 1000 SX, por lo que no nos vamos a volver a extender sobre sus características, sino que simplemente destacaremos y ampliaremos alguno de sus aspectos.

Lógicamente el carenado es la mayor aportación de esta SX y conviene destacar que su agresivo diseño, con un frontal muy agresivo, son su seña de identidad.

Con un diseño laminado para dirigir el viento a su alrededor y estrecho en zona media, respira por la parte trasera para evitar que el calor del motor llegue a las piernas; los intermitentes están anclados directamente al carenado con un silentblock y el guardabarros delantero es el de ZX-6R. El depósito de combustible tiene cuatro litros más de capacidad que el de la naked, es muy estrecho en conjunción con el asiento y favorece su manejabilidad. Uno de los aciertos de esta SX es, desde nuestro punto de vista, la altura del manillar. Visualmente la SX es como una superbike con manillar alto, una combinación que puede resultar sorprendente pero que es muy eficaz en cuanto a confort y a la sensación de control en la conducción. En la SX, los cambios de dirección se hacen con facilidad, a pesar de que no sea una moto especialmente ágil, y los semimanillares anclados por encima de la pletina con 4 cm más de altura con respecto a la versión naked la hacen muy manejable.

La cúpula es regulable en altura, con un margen de 9 cm y lógicamente diferentes grados de inclinación. Dispone de un pulsador que desbloquea el mecanismo de ajuste, y a este pulsador se puede acceder incluso en orden de marcha, pero es poco recomendable porque pulsarlo con un mano y variar de posición la pantalla con la otra (tres posiciones) significa soltar las dos manos del manillar. Así que lo más prudente es pararse y colocar el derivabrisas a la altura que nos convenga.

El bastidor es el mismo que el de la Z 1000, un doble viga de fundición de aluminio con el motor como parte sustentante y el basculante en aluminio; deja a la vista parte de la rueda trasera y sus excéntricas (bonito detalle) traseras porque los silenciosos de 3,5 kg con doble salida son muy cortos. Una precámara bajo el motor permite centrar las masas y colocar el anclaje del amortiguador trasero por encima del basculante.

Los silenciosos recortados que permiten dejar la rueda trasera a la vista; las llantas de seis radios, 300 g más ligeras que las de la versión naked; además de la agresividad del carenado, tienen gran parte de responsabilidad en la acertada imagen agresiva de la Z 1000 SX, que en este sentido se desmarca por completo del resto de sport-touring del mercado. Una imagen que se corresponde con un comportamiento más ágil que el de las motos de su familia.

Por lo que respecta a los frenos, que por cierto mostraron un tacto muy progresivo, especialmente agradecido durante nuestra primera toma de contacto bajo la lluvia, se conservan los discos de 300 mm con pinzas Tokico de anclaje radial, pero la bomba radial se hereda de la ZX-6R. El motor es el mismo que el de la versión naked, a excepción de las toberas de la admisión, ligeramente más largas, y el desarrollo final monta diente de más en la corona trasera para alargar algo las relaciones. Un motor de tacto muy agradable y enormes dosis de par que se adapta muy bien a las necesidades de la Z 1000 SX.

PoluxCriville_SoloMoto_es_kawasaki-z1000-sx-accion-05Buenas sensaciones
Siempre me ha gustado la combinación de una deportiva con manillar alto, algo que en otros países con más experiencia en este estilo de motos (Francia) suele ser habitual. Y la Z 1000 SX me confirmó que no hay por qué negarle a una sport la posibilidad de disfrutar de una posición de conducción confortable.

La altura de asiento es razonable y se agradece la estrechez del depósito de combustible en su punto de unión con el asiento. Las estriberas forradas de goma están situadas a una altura acertada para este estilo de moto, que pese a su apariencia prácticamente de superbike debido a la agresividad de la línea de su carrocería, recordemos que tiene la más razonable base de la naked Z 1000. Un detalle que no nos gustó fue que la posición de la palanca de cambio es un poco incómoda, con poca distancia entre ésta y la estribera, lo que no facilita la colocación del empeine. Eso sí, es regulable en altura, así que cada cual podrá jugar hasta encontrar su punto óptimo.

Las manos ligeramente elevadas (bien), retrovisores con buena visibilidad, pantalla regulada a media altura, asiento un poco duro, las piernas bien encajadas en el depósito de combustible, cuadro de instrumentos de fácil lectura, primera hacia abajo y una bonita ruta por delante….

La primera impresión es que la Z 1000 SX es una moto fácil, manejable, compacta. Con 228 kg de peso declarados con el depósito de 19 litros lleno, es más ligera de lo que aparenta. Los cambios de dirección no requieren esfuerzo y permite una conducción fluida. La protección aerodinámica por autovía es buena a la altura del casco, con la posición de la cúpula elevada y el nivel de vibraciones aceptable, pero el asiento nos pareció un poco duro. Las curvas que hicimos con el asfalto seco nos llevaron hacia Ronda. Nos gustó una parte ciclo en la que el tren delantero es preciso y transmite confianza, mientras que detrás el amortiguador, que no tiene un pomo para regular la precarga, se muestra en su tarado original un poco blando al abrir con agresividad a la salida de las curvas, pero sin llegar a sufrir movimientos violentos. En cualquier caso puede ajustarse el muelle mediante posiciones prefijadas, así como la extensión. La horquilla trabaja muy bien, y puede ajustarse en tres vías para acabar de afinar según preferencias.

El motor tiene buen tacto y pudimos constatarlo sobre un asfalto húmedo con algunas zonas mojadas. Desde las 2.500 rpm su respuesta es suave y agradable, lo que, unido a un freno delantero progresivo y con buen tacto, nos permitieron descubrir la facilidad de conducción de esta sport-touring de aspecto moderno y agresivo.

Con un par motor muy aprovechable, no es necesario cambiar constantemente de marchas, y en tercera y cuarta velocidad ofrece una buena gama de utilización sin necesidad de llegar más allá de las 7.000 rpm para sacarle partido. A partir de este régimen, el motor de esta Kawasaki da la sensación de subir de vueltas a mayor velocidad.

Su nivel de vibraciones es aceptable, y en líneas generales esta naked carenada es confortable, fácil y divertida, con la posibilidad de que si quieres sensaciones fuertes, sólo tienes que apurar hasta las 10.000 rpm y darás con la ZX agresiva que corresponde a la imagen de su afilado frontal…

En definitiva, Kawasaki ha acertado al vestir su Z 1000 y adaptarla al sport-touring porque ha sabido hacerla confortable y equilibrada, sin perder un punto excitante de agresividad. Llegará a los concesionarios por Navidad.

PoluxCriville_SoloMoto_es_kawasaki-z1000-sx-touring_accion-03Versión Touring
En algunos mercados como el británico se servirá una versión Touring que lleva las maletas incorporadas. En España, la Z 1000 SX no será así, sino que se venderá la moto directamente con las maletas a modo de accesorio, no como un modelo independiente. Posiblemente en el mercado británico se interpreta que esta motos sin maletas no tienen sentido, mientras que en España se considera que sin ellas también tendrá su público, y el que las quiera, las puede adquirir como accesorio a pesar de que la versión con maletas se va a incluir en la campaña de comunicación del este nuevo modelo.

Así que para reforzar su carácter touring, entre la lista de accesorios destacan las maletas fabricadas por Givi, que tienen una capacidad de 35 litros y pueden cargar 5 kg de peso cada una. Lo cierto es que no quedan totalmente integradas en el conjunto (demasiado separadas) y por lo que respecta al top case (baúl), éste tiene una capacidad de 39 litros y puede cargar 3 kg. Eso sí, no se pueden montar maletas y top case al mismo tiempo, es decir que hay que elegir entre una u otra opción. El ABS costará unos 600 euros y, entre el resto de accesorios, hay que destacar los protectores para el carenado, el asiento de gel personalizado, etc.

Solo +
Concepto polivalente
Motor
Parte ciclo
Estética

Solo –
Regulación amortiguador
Instrumentación justa

Artículo completo con galería fotográfica: AQUÍ

© Agradecimientos y Créditos: Enlaces y menciones de esta entrada.

Entradas relacionadas: Categoría Prensa y comparativas, Categoría Seguridad Vial

Nota: Puede que los enlaces, imágenes y/o vídeos dejen de funcionar.

3 respuestas »

¿Tienes algo que añadir? ¡Coméntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Artículo al azar

Categorías

Archivo

Podcast

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos artículos por correo.

Consumo

Estadísticas

  • 2,368,882 Visitas

Cont@cto

Escribe a @PoluxCriville #ConduccionSegura

A %d blogueros les gusta esto: