Preparación física: el frío, el gran enemigo en ruta

Motociclismo_pinguinos-46Hablando del frío y de sus consecuencias en ruta, a ti no sé si te pasará igual que a mí pero, como tenga frío antes de disfrazarme para salir, te aseguro que ése mismo me acompañará durante todo el periplo… En mi caso, al menos, es importante estar calentito mientras me enfundo en cordura…

No tengo que contarte lo difícil que se hace conducir mientras tiritas –parece que el manillar tenga Parkinson-, manejarte con el embrague sin sentir los dedos, aspirar constantemente “los mocos”, ese aire gélido que te entra por los costados por no haber cerrado bien la cazadora, rodillas entumecidas, etc. Con semejante panorama estarás loco por parar donde sea y tomarte algo caliente que te haga entrar en calor, ¿te suena verdad? Pues sigue leyendo para encontrar una solución:

Mauricio_MartínLa verdad es que no soy nada religioso, pero tengo un amigo de carretera que “refunfuña” con esta frase cuando hace frío y alguien del grupo no lleva ropa adecuada: “A cada cual dé dios el frío como ande vestido”.

Y tiene razón el colega. En esto de las motos, pasar frío depende solo de cómo vayas preparado para la ocasión y hay que gastarse los “cuartos” como decía mi abuela. ¡Y no es cosa menor! El frío puede ser uno de nuestros peores enemigos en la conducción de la moto en invierno. Si eres frioler@ y no consigues dominar la sensación de frío, se ralentizan tus reacciones y puede ser peligroso. Además, la sensación de manos frías nos hace perder tacto en los dedos y no podemos accionar correctamente funciones tan vitales como la de dar a los intermitentes. Para luchar contra todo esto es vital aprender por qué ocurre y así poner las mejores soluciones y remedios.

Perdemos calor

Nuestro cuerpo es sabio. Sabe cuándo el frío nos va a afectar de manera importante y sabe reaccionar utilizando un mecanismo llamado autorregulación, fabricando todas las sustancias energéticas disponibles en ese momento en nuestro organismo y aislándonos de posibles pérdidas. Sin embargo, el que nuestro organismo se autorregule no es bueno para un motero. ¿Por qué?, porque en esa autorregulación aparecen las tiritonas aumentando así el flujo sanguíneo de nuestro cuerpo, para mantener el calor. A esto se le llama trabajo muscular reflejo. Y eso es peligroso.

¿Por qué se nos ponen los dedos blancos?

PoluxCriville-Moto1-Magazine-Nro-14-Informe-frio-cubre-manos-moto-conduccion-segura

Cuando se reduce el flujo sanguíneo de nuestro cuerpo al contacto con el frío y nuestro cuerpo baja de temperatura, se contraen los vasos sanguíneos y aparecen las manos y dedos “blancos”. Esto ocurre porque nuestro cuerpo -que ya sabemos que es muy sabio- envía esa sangre a diversos órganos vitales (los pulmones, corazón, etc.) para mantener más fuertes estos centros vitales, dejando de llevar sangre a la periferia (manos y pies). Esta vasoconstricción cutánea es lo que conocemos como “manos y dedos como témpanos”. ¡Ojo colegas! Nuestra conducción se ve mermada.

Las cuatro formas que tiene el frío de meterse en el cuerpo

  1. Por medio de la conducción: “Abrigar” con nuestras manos una bebida caliente (café, caldo, etc.) nos da un cierto confort. Y si tocamos hierro frío o estamos descalzos en el suelo se nos quedan heladas hasta las ideas. Esto es la conducción. De esta forma nuestro cuerpo pierde calor y difícilmente lo vuelve a conseguir. No debemos contactar con el frío.
  2. Por medio de la convección: Si tienes los guantes de verano, porque has decido no gastarte un euro en ropa nueva, te va a entrar frío por las mangas al interior. Lo mismo si no hemos ajustado bien la chaqueta de cordura o cuero y nos entra frío por la espalda. A esta forma de perder calor se le llama convención. Una vez perdido el calor no volvemos a recuperarlo a no ser que nos ejercitemos un poco.
  3. Por medio de la radiación: nuestro cuerpo irradia o desprende calor al exterior, a esto se le llama radiación. Debemos tomar especial atención a este punto: por donde más calor perdemos es la cabeza. Se imponen gorros, etc. El sotocasco es una buena elección en este caso. Y no se te olvide al quitarte el casco ponerte gorra.
  4. Por medio de la evaporación: Si sudamos mucho, transpiramos… se produce la condensación y esa humedad continua se traduce en frío. Sin buenas prendas transpirables, pasaremos más frío. Este frío es muy difícil de convertir en calor.
Otros grandes consejos:
  • Toma Vitamina C. En cualquier dietética encontrarás buenos laboratorios con una vitamina C insuperable, los humanos no podemos producir esta vitamina y es vital para más de 30 funciones de nuestro organismo, pero lo bueno para el colectivo motero es que si tienes manos frías, la vitamina C mantiene y aumenta el colágeno de la piel y capilares sanguíneos aumentando el riego sanguíneo de la periferia, ayudándonos contra las manos y pies fríos. Las fuentes de vitamina C son: frutas, verduras, cítricos como la naranja, mandarina, pomelo, fresas, kiwi y pimientos.
  • Una dieta rica en pescado, mejor del tipo azul y alimentos ricos en potasio como las legumbres y frutos secos (las nueces, por ejemplo) mantendrán el frío lejos. El problema principal a la hora de ir en moto en invierno son las manos frías, puesto que son vitales en la conducción: utiliza guantes impermeables y transpirables por aquello de la evaporación. Compra los guantes con paciencia, que no te aprieten demasiado (impide el riego sanguíneo normal) y que tampoco “bailen” excesivamente.
  • Recuerda que por la cabeza perdemos mucho calor (radiación), así es que bajo el casco se impone un sotocasco al estilo F1. Si es bajo de cuello mejor, para que el frío no pase dentro del casco y se quede. En cuanto al casco en invierno, la obligación es que sea integral y, por supuesto, que deje pasar el aire lo menos posible. Lleva una gorra con la que taparte nada más te hayas quitado el caso.
  • Otra zona que sufren mucho con el frío son las rodillas, utiliza cubrepantalones o motardos, de manera que puedas quitártelos en una gasolinera o cafetería y tus rodillas se muevan con facilidad. Un pantalón que no te deja mover la articulación de la rodilla es tan malo, como una granizada.
  • En cuanto a la ropa en general recuerda que quien juega a nuestro favor es el aire, pues hace de aislante insuperable. Es el objetivo de las ropas térmicas: crear una zona de aire entre capa y capa, para hacer que no traspase el viento y transpire bien nuestra piel. Por lo que si no tienes buena ropa, porque te aprieta el euribor, una solución es utilizar varias camisetas, a modo de hacer capas y “colchones” de aire, eso sí, que estén un tanto sueltas y nada apretadas. La mejor opción es el goretex.
  • En cuanto a los pies, lo ideal es no escatimar en unas buenas botas altas y calcetines térmicos. Límpialas con grasa animal y te protegerá del viento y el frío y además será una inversión para toda la vida.

RAFAEL ROMÁN. Experto en Terapia manual. Graduado en Osteopatía. Experto en Nutrición Ortomolecular y Dieta Mediterránea. Diplomado por la asociación Francesa de Medicina Ortomolecular AFMO. Nº Col. Prof. 606

© Agradecimientos y Créditos: Vía Rafael Román / MotoViva. Enlaces, menciones y fotos de esta entrada.

PóluxCrivillé NO A LOS GUARDARRAÍLES ASESINOS

NOTA: Puede que los enlaces, imágenes y/o vídeos dejen de verse.

Categorías:Salud

2 replies »

¿Tienes algo que añadir? ¡Coméntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s