Saltar al contenido.

Yamaha XJ6 Diversion

Hay unas cuantas burras que tengo en mi punto de mira y la Yamaha XJ6 Diversion en rojo, al final, puede ser una de las definitivas por su relación precio/calidad. No es una moto con componentes caros de mantener, pesa menos de 200Kg., la altura del asiento al suelo es baja como yo, las medidas de sus gomas son económicas, no tiene patada o casi y tiene protección aerodinámica; algo que valoro por mi malogrado cuello y espalda…

La revista Fórmula Moto publica en su web una prueba a esta montura realizada por Javier Millán y Fernando Herranz con un montón de fotos gracias a éste último.

Esta Yamaha es de las motos que dan ganas de acariciar, su suavidad llega a tal punto que parece que estemos tocando terciopelo. Como ya nos esperábamos, la nueva Diversion ofrece todo lo necesario para el día a día y mucho más.

La saga XJ nació en el año 1984 como un modelo polivalente de entrada en la gama Touring o con carácter menos deportivo de Yamaha. La gran aceptación hizo que en 1991 se introdujese la denominación Diversion, un sinónimo de escapada y disfrute que sus clientes entendieron a la perfección.

Pensar en prestaciones puras, comportamiento deportivo o sensaciones de carreras estaba alejado del concepto, aunque su mecánica ya superaba por aquel entonces los 60 CV de potencia. Después de unos años sin aparecer en el catálogo de Yamaha, concretamente desde 2003, año en que fue sustituida casi definitivamente por la Fazer –modelo con carácter más deportivo y que disponía de una mecánica derivada de la deportiva R6–, en 2009 vuelve con un diseño renovado, la misma mecánica tetracilíndrica ya conocida en la FZ6 en versión “light”–78 CV– posicionándose como una alternativa más entre las numerosas opciones que existen en la gama de la firma del diapasón.

Si eres de los que buscan una moto para todo, para ir solo o con acompañante, suave y con la calidad propia de Yamaha, no te defraudará. Eso sí, no esperes unas prestaciones de deportiva, la Diversion es otra historia.

TÉCNICA

Motor. Se ha tomado como base el propulsor de la FZ6, por tanto de la R6, pero con un exhaustivo trabajo en su interior para dulcificar su entrega, una opción más económica que realizar un motor partiendo de cero. Del propulsor de la FZ6 “full power” se mantiene esquema general (cotas, diámetro de válvulas o refrigeración), pero recibe modificaciones en culata, cigüeñal, conductos de admisión y escape, ECU reprogramada, embrague y cambio para adecuarse a su filosofía para todos los públicos. Se ha puesto especial énfasis en su respuesta a medio régimen, entre 4.000 y 5.000 rpm.

Escape. Es una de sus novedades más notables. Se trata de un cuatro en uno con la salida más corta jamás vista en un modelo Yamaha. Incluye sensor de O2 y catalizador de tres vías.

Chasis. Todo el chasis es de nueva factura. Se trata de una estructura de tubos de acero de 2,3 mm de grosor y 31,6 mm de diámetro con el mínimo de soldaduras y acoge el motor por cuatro puntos. Por su parte, el basculante acoge al amortiguador directamente, sin bieletas.

Frenos. El conjunto de doble disco delantero con pinzas de doble pistón ofrece un tacto y potencia más que suficientes para detener con seguridad la moto bajo cualquier circunstancia. Los discos exhiben el mismo diámetro que en la FZ6, pero son 0,5 mm más delgados, lo que supone un ahorro de peso de 180 gr y un menor efecto giroscópico. Interesante y propio de una moto de superior categoría es la maneta derecha de impecable factura, regulable en distancia al manillar en siete posiciones. El freno trasero ayuda de forma impecable y discreta en todo momento. Hay una versión con ABS.

FICHA TÉCNICA
Motor 4t, 1 cil. en línea; agua Chasis Tubular de acero
Cilindrada 599 cc Susp. del. Horq. telescópica, 41 mm
Diám. x carrera 65,5 x 44,5 mm Susp. tras. Monoamortiguador
Rel. compresión 12,2:1 Freno del./tras. 2D. 298 mm/D. 245 mm
Alimentación Inyección electrónica Neumát. del./tras. 120/70-17//160/60-17
Distribución DOHC, 4 válvulas por cil. Cap. depósito 17,3 l.
Cambio 6 velocidades Peso verif. lleno 213 kg
Embrague Multidisco en aceite Consumo medio 5,2 l.
Trans. final Cadena Precio 7.199 €

EN MARCHA

Una de las cosas que sorprenden de la Diversion es su aplomo general, lejos de aquellas generaciones donde el tren delantero “bailaba” en exceso, el modelo 2009 muestra un comportamiento intachable. Más si cabe en condiciones adversas. Se nota que está hecha para poder realizar desplazamientos largos –y cortos, por supuesto– y la elevada cúpula juega un papel muy importante en proteger nuestro cuerpo de manera satisfactoria. No obstante, en ocasiones aparece una molesta turbulencia a la altura del pie derecho que lo pega literalmente contra el reposapiés. No es grave pero resulta curioso en un conjunto tan cuidado.

Al explorar a fondo el conjunto pronto te das cuenta que la mecánica ofrece una respuesta muy lineal aunque se echan en falta algo de bajos y donde más caballos empiezan a aflorar es en la zona media. Ahí es donde se encuentra más cómoda, mientras que si se estira hasta el corte salen a relucir el extra de potencia sólo necesaria en adelantamientos comprometidos. El cambio es preciso, algo duro si cabe y claramente se necesitaría un indicador de marcha engranada. Otra de las cosas que destaca es el sonido procedente del mencionado escape; se insinúa ronco a bajas vueltas y poco a poco va desapareciendo hasta quedar en un segundo plano a medida que se gana velocidad. La suavidad general es patente con un chasis pensado en la comodidad, unas suspensiones con tarado más bien blando y una agilidad palpable desde el inicio de la marcha. Porque la Diversion está fabricada para hacer de todo tipo de desplazamientos algo sencillo sin complicar la labor del piloto, nada de extraños, movimientos raros o bailoteos. A pesar de ir “blandita” la nobleza es considerable. Otra cosa es si se exige algo más al conjunto porque habrá quien espere algo más del voluntarioso motor o de unos frenos que cumplen hasta que se les exige más de la cuenta apareciendo algo de fatiga si el ritmo en curvas se aumenta sin compasión.

Ya adentrados en la ciudad es una delicia, los retrovisores quedan en una posición elevada que permite una conducción sin preocupaciones por tocar los retrovisores de los queridos automóviles. Aún queda más patente la agilidad ya percibida en carretera o autopista y callejear se hace muy grato.

© Agradecimientos y Créditos: Fórmula Moto.

Entradas relacionadas:

PóluxCrivillé NO A LOS GUARDARRAÍLES ASESINOS

Nota: Puede que los enlaces, imágenes y/o vídeos dejen de funcionar.

1 respuesta »

  1. ¡Humm, hummm…! Demasiados guiños le estás haciendo tú a la XJ6 Diversión me parece a mí. Bueno, no tengo nada que objetar, a mí también me gusta. Saludos cordiales.

    Me gusta

¿Tienes algo que añadir? ¡Coméntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Artículo al azar

Categorías

Archivo

Podcast

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos artículos por correo.

Consumo

Estadísticas

  • 2,368,045 Visitas

Cont@cto

Escribe a @PoluxCriville #ConduccionSegura

A %d blogueros les gusta esto: