Conducción en grupo, ¿cómo manejarse?

comparativa-naked-r_Motociclismo-es

Una buena dinámica de grupo es imprescindible para manejarse con seguridad. No olvides que un 65% de nuestros accidentes ocurren en carretera secundaria y en fin de semana… Añadimos algunos consejos importantes…

EL PROBLEMA. Ya lo vimos en el primer capítulo de “Conducción en grupo“, repásalo por favor: a menudo cuando circulamos en grupo vamos fuera de ritmo para seguir a los demás, no guardamos la debida distancia de seguridad, no ponemos la debida atención a tomar nuestras propias decisiones sobre el ritmo adecuado o vamos “despistados” y pensando que “si este va así, yo también” a pesar de las diferencias de nivel o de adaptación de la propia moto al trazado… Ya hemos aprendido que una salida en grupo no debe demostrar quien es “el más “valerossi” del barrio”.

A veces, el guía olvida su responsabilidad, y hace circular a los demás por encima de sus posibilidades. Éste no debe ser, como decíamos, el más rápido, ni siquiera el más experto, sino “el más sabio”. El guía debiera asumir su papel con generosidad: debe conducir pensando que su posición en cabeza sea útil a los demás, incluso a nivel de conducción pura (marcar las líneas de trazada, los puntos de frenada, marcar un comportamiento sensato en carretera) más que siendo insolidario o incluso mal compañero (“ahora aprovecho que mi moto corre más en la recta y me escapo, y así verán…”)

En la foto se aprecia cómo dos grupos se cruzan entre ellos en una misma curva: no es habitual, normalmente nos cruzamos con vehículos de cuatro ruedas que todavía ocupan más espacio… ¿qué ocurre cuando en conducción deportiva “ocupamos” el carril contrario para ganar metros? Un solo error de apreciación resulta fatal…

CIFRAS

LA SOLUCIÓN

Cuando circules en grupo, igual que cuando vas solo, te proponemos respetar este “acuerdo de honor entre caballeros”: ¡el carril contrario “no existe”! Así, ni siquiera se utilizará jamás cuando visiblemente “se pueda cortar”, aunque ello “sacrifique esos metros que necesitas”.

Por supuesto, el líder cumplirá a rajatabla la norma, marcando la trazada correcta “de línea a línea” sin cruzarla jamás. Pero los demás no aprovecharán tampoco que éste va por delante por el buen carril para ir más rápidos por el otro…

¿Acaso no nos gusta montar en moto para disfrutar de las curvas y vamos a trazados revirados…? Pues ¡así hay más!: “todos sin cortar, todos ganamos” en diversión y en confianza.

De viaje es preciso guardar aún más la distancia de seguridad debida, y se debe circular ligeramente fuera de la estricta “fila india”: ello permite una correcta visión trasera del grupo a través de los retrovisores.

Igualmente, sobre todo si dispone de una moto comparadamente rápida, el líder no debe utilizar las rectas para encender el ritmo, sino para agrupar cortando gas si es necesario. Las rectas permiten al resto del grupo recuperar con mucha mayor seguridad los metros y el retraso perdidos en algún adelantamiento que se ha hecho esperar.

CUESTIÓN DE PRÁCTICA

Orden y progreso: Huye de apelotonamientos peligrosos en los cruces al circular por carreteras que no conozcas. Te proponemos dos métodos para que todo el grupo pueda seguir al guía evitando tensiones y que se desperdigue “haciendo la goma” obligando a sus miembros a ritmos desesperados para recuperar el terreno perdido. Lo mejor es que cada grupo escoja el que mejor se adapte. Circular sin nerviosismos innecesarios en el grupo es la mejor manera de evitar accidentes.

poluxcriville-via-motociclismo-es-conduccion-segura-moto-grupo

Método “miga de pan”: En cada cruce, cada miembro del grupo deja marchar a los que le preceden, y espera allí detenido la llegada del siguiente motociclista. Así, reemprende la marcha sólo cuando aprecia que éste ya le ha visto y sabe la dirección correcta. En este caso se mantiene el orden inicial, pero la línea de motos se desperdiga (no se aprovecha la trazada abierta por los demás) y se pierde tiempo en cada cruce al deber esperar todos y cada uno de sus miembros sucesivamente.

Método “de guardia”: En los cruces necesarios, el líder “ordena” (mostrándolo claramente con un gesto de la mano) que el segundo motociclista se detenga a un lado, situándose ya marcando la dirección correcta, hasta que pase todo el grupo. El resto, con el tercer motociclista convertido ya en el segundo –será el próximo en quedarse de guardia en la próxima intersección- ha seguido al líder.

La “moto de guardia” reemprende la marcha al final del grupo. Es libre el decidir si puede o no “remontar” ganando posiciones. Con el método “de guardia” el grupo circula mucho más cohesionado y en cada cruce sólo debe detenerse un motociclista, con lo que se incrementan ritmo y seguridad.

© Agradecimientos y Créditos: Motociclismo.es. Enlaces, menciones y fotos de esta entrada.

PóluxCrivillé NO A LOS GUARDARRAÍLES ASESINOS

Nota: Puede que los enlaces, imágenes y/o vídeos dejen de funcionar.

Categorías:Conducción Segura

3 replies »

¿Tienes algo que añadir? ¡Coméntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s