Bridgestone BT-021 Sport Turing

14.000 Kilómetros con mis Bridgestone originales (Battlax BT 011 F, Battlax BT 020 R)

Los Battlax-021 ST son los nuevos neumáticos sport-turismo de Bridgestone de altas prestaciones. Tienen un excelente comportamiento en seco y en mojado, y aún mayor longevidad que sus antecesores; los conocidos y hasta ahora líderes de su segmento, BT-020. Sin duda, los usuarios de motos de corte sport-turismo están de enhorabuena.

Por Óscar Pena

Las motos naked y sport-turismo emergen con fuerza en los últimos tiempos, y asociadas a ellas aparecen nuevos neumáticos que permiten extraer todo el potencial. Son gomas que deben contar con un buen comportamiento deportivo, adherencia sobre asfaltos fríos y de mala calidad, el máximo agarre con suelo mojado, y longevidad para poder recorrer una buena cantidad de miles de kilómetros sin necesidad de ser sustituidos.

La apuesta de Bridgestone para esta difícil empresa es el BT-021 ST, que tuvimos la oportunidad de descubrir en la isla italiana de Cerdeña. Y, por caprichos o no del destino, o más bien de la cambiante meteorología, lo pudimos hacer sobre suelo seco, húmedo, mojado y encharcado. Mejor, imposible.

AGÁRRATE…
… Que vienen curvas. Bridgestone da un paso más en el compromiso «agarre-duración» frente al BT-020. Además, consigue que aporte un plus en estabilidad a alta velocidad y menor rumorosidad. Con todo, el neumático delantero apoya siempre firme sobre el asfalto, desplegando una buena adherencia que te permite entrar frenando «hasta la cocina» en las curvas de menor radio.

Además, una vez inclinado se muestra estable y seguro, lo que favorece la conducción deportiva en zonas rápidas. La búsqueda de estabilidad y un buen compromiso en términos de duración no perjudica especialmente la agilidad en el BT-021 ST, algo que suele ocurrir fácilmente en este tipo de neumáticos; ni tampoco su capacidad de informar al conductor de las posibles irregularidades del terreno. En ello tiene mucho que ver su estructura, basada en un cinturón mono-espiral en acero MSB (Mono Spiral Belt), tanto en el neumático delantero como el trasero, al que se suma la firmeza y flexibilidad proporcionada por el cable HTSPC (High Tensile Super Penetrated Cord). Por otro lado, el diseño del dibujo en el neumático delantero tiene un patrón oblicuo con surcos transversales anchos, que buscan mejorar la precisión de la dirección, sin perder una elevada manejabilidad.

Por su parte, el neumático trasero cuenta con una banda de rodadura que combina SACT (Straight and Cornering Technology) con la tecnología Cap & Base, y utiliza un doble compuesto de goma. Este famoso «doble compuesto», que se ha generalizado en los productos de los diferentes fabricantes de neumáticos de corte deportivo, es algo de lo que ya disponía el anterior BT020. Consiste, de forma básica, en que el área central de la banda de rodadura tiene mayor resistencia a las aceleraciones y frenadas; mientras en los flancos se emplea un compuesto más blando para mejorar las prestaciones en curva. Como curiosidad, podemos señalar que Bridgestone puede considerarse el padre de la idea original con el nacimiento de los primeros BT-11 y BT-12 diagonales allá por el año 1985, y BT-53 y BT-17 radiales ese mismo año. En el caso de los BT021, se da un paso más allá, al contar con un compuesto más blando en los flancos laterales, pero manteniendo el compuesto más duro por debajo de éstos, en la base del neumático. De esta manera se pretende mejorar la tracción y el kilometraje. En la práctica, el nuevo neumático es capaz de transmitir al suelo, sin problema, toda la caballería de las sport-turismo actuales, permitiendo además «abrir gas» pronto y con contundencia, sin dar muestra de falta de adherencia. Cuando esto ocurre, a ritmo muy elevado, el comportamiento es bastante noble, avisándote de que estás alcanzando el límite en forma de muy suave derrapada.

Respecto a la vida del neumático, Bridgestone estima un incremento de aproximadamente un 15 por ciento en el kilometraje respecto al BT-020, al que irá sustituyendo gradualmente. Para ello, además de la mejora de los compuestos, la rueda trasera cuenta con un dibujo que tiene más goma en contacto con la carretera en la parte central (carece de surcos en esa área), lo que además reduce la rumorosidad.

BAJO EL AGUA
La caprichosa climatología nos permitió un rodar sobre suelo húmedo y mojado, que si bien nos habría estropeado la prueba en caso de tratarse de la toma de contacto de una moto, nos vino de perlas en la de unos neumáticos. La capacidad de evacuación del agua en caso de lluvia torrencial es excelente, y el neumático siempre pisa bien, confiriendo al conductor sensación de estabilidad a baja y media velocidad. Con el suelo menos encharcado y rodando en zonas viradas, la rueda delantera es noble y tiene una gran adherencia, lo que te permite efectuar una conducción «normal», con la precaución lógica en estas circunstancias. La trasera sorprende por sus buenas cualidades, permitiendo aceleraciones de cierta contundencia con algo de inclinación.

Sin duda, los nuevos Bridgestone BT-021 sport-turismo no defraudarán a sus futuros usuarios, ni por prestaciones sobre suelo seco, ni sobre mojado. Un paso más en busca de la perfección…

© Agradecimientos y Créditos: Motociclismo.es

PoluXciting_NoalosGuardarrailesAsesinos

Categorías:Neumáticos

¿Tienes algo que añadir? ¡Coméntalo!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s